Imprimir
PDF

Diferencias entre acoso sexual, acoso laboral y acoso escolar

Posted in bullying

Hay diferentes tipos de acoso, dependiendo del ambiente y la situación en que éste se presente. El acoso laboral se refiere a los actos que se producen de manera intencionada con el objetivo de intimidar, humillar o atemorizar psicológicamente a una persona haciéndola víctima y tiene como resultado el aislarla y marginarla en su entorno donde trabaja.

El acoso sexual se refiere a cualquier manifestación enfática sobre el sexo de un individuo, cualquier conducta orientada sexualmente, verbal, física o por insinuación. La principal característica del acoso sexual es que es de una persona a otra, que no es deseada y es impuesta.

El acoso escolar es aquella conducta de intimidación y maltrato entre escolares que se lleva a cabo de forma constante y repetitiva a lo largo del tiempo.

Las diferencias entre el acoso laboral y el escolar radican en que el agresor en la escuela intimida y atemoriza a la luz del día, haciendo alarde de su fuerza, poder o autoridad, su objetivo es humillar a quien le caiga mal o a quien considere diferente, mientras que en el acoso laboral, el agresor actúa con mayor disimulo, con el objetivo de eliminar a una víctima por una razón mucho más específica, por lo que su acción es más premeditada que la del alumno acosador.

Aunque se ha señalado que en algunos casos de acoso laboral pueden darse también conductas que se podrían estar dentro del acoso sexual, es conveniente la distinción entre ambos. Esta diferencia consiste en que en el acoso sexual se manifiesta por las conductas en torno al sexo y en que la víctima se da cuenta de forma inmediata de ese tipo de agresiones, mientras que las víctimas de acoso laboral tardan tiempo en percibir ese tipo de comportamiento intimidatorio.



 
Comparte este contenido...